Saltar al contenido

Ser Copywriter: Cómo Dedicarse a la Redacción Publicitaria

ser copywriter

Si has llegado hasta este artículo, es porque te pica el gusanillo de ser copywriter profesional.

¿Te has planteado ser copywriter?

¿Sabes cuales son las funciones que harías y dónde podrías trabajar? Y para ser más precisos, ¿sabes qué es un copywriter?

En este artículo te explicamos lo que necesitas saber para dedicarte a la redacción publicitaria.

¿Qué es un copywriter y qué valor aporta?

Un copywriter es un redactor que se ha especializado en el ámbito publicitario. Usa técnicas de venta y persuasión para escribir los textos que promocionan productos o servicios.

Por el contrario, un redactor de contenidos no tiene que estar especializado en ventas. Es posible que escriba artículos que solo son informativos, sin la intención de persuadir a nadie.

Por su parte, el copywriter debe estar especializado en el uso de la escritura creativa y persuasiva para convencer a los lectores de que hagan algo.

Y no siempre es una venta directa, como conseguir que el lector compre un producto. También puede ser suscribirse a la newsletter de la compañía, o simplemente contactar con la empresa. Para que te hagas una idea, la gran mayoría de textos que veas en landing pages, la descripción de los servicios, los emails con ofertas que te llegan al correo, etc. estarán escritos por un copywriter.

Su labor es muy importante para las empresas, y son imprescindibles en cualquier estrategia de marketing. Los textos de las páginas web, especialmente los publicitarios, son la manera más directa que tienen las empresas para comunicarse con sus clientes.

Si los escribe un buen copywriter, no solo tendrán la ortografía y la gramática impecables (deben dominar por completo el idioma), también usarán el tono adecuado con el objetivo de persuadir y emocionar a los clientes.

Los copywriters son la cara de las empresas, ya que son los que plasman sus ideas, valores y marca en el texto que leerán sus posibles clientes.

¿Qué hay que estudiar para serlo?

Debes saber que no hay una carrera universitaria especializada en ser copywriter, pero sí hay varias relacionadas que pueden ayudar mucho.

Por una parte, hay carreras que ayudan a dominar la lengua y la expresión escrita, como las filologías, la carrera de traducción y periodismo.

Por otro lado, otro tipo de carreras como marketing, publicidad, psicología y relaciones públicas enseñan conceptos relacionados con el mundo de las ventas y la persuasión.

No obstante, sí que hay muchos cursos que enseñan redacción creativa, creación de contenidos web, storytelling, etc. Por lo tanto, hay innumerables herramientas a tu alcance para aprender a escribir con propiedad y usar técnicas de persuasión para convencer.

Por norma general, los copywriters salen de las carreras que hemos mencionado antes, y se especializan con cursos. Pero si no has estudiado ninguna de esas carreras, y no tienes intención, no te preocupes. Será más que suficiente con que encuentres unos buenos cursos que te ayuden a especializarte en lo que necesitas.

Consejos para ser copywriter

Para empezar, el consejo principal es que aprendas a dominar el idioma en el que quieres escribir.

Aunque seas el mejor vendedor del mundo, si tus textos tienen faltas de ortografía o no están bien estructurados, no conseguirás convencer a nadie. Un texto mal escrito pierde toda la credibilidad al primer vistazo.

Una vez asimilado esto, para ser un buen copywriter hay que ser creativo. Para ello, lee mucho. Ya sean libros, periódicos, revistas, artículos de blog, o lo que quieras, pero lee. Así conseguirás inspirarte, descubrir ideas nuevas y ver otros puntos de vista.

Documéntate a consciencia sobre lo que vas a escribir. El trabajo de un copywriter, la mayor parte del tiempo, consiste en documentarse. Aunque parezca mentira, los redactores publicitarios se pasan más tiempo investigando que escribiendo.

Además, conoce a tus lectores. No es lo mismo escribir para ejecutivos que para familias o gente joven. Descubre cuál es el público al que se dirige tu texto y personalízalo tanto como puedas. Consulta con la empresa para la que vayas a escribir a quiénes están dirigidos sus productos y servicios, y escribe los textos en consecuencia. Al final, acabarás conociendo su marca mejor que ellos mismos.

¿Dónde puede trabajar un copywriter?

Un copywriter puede trabajar tanto para una empresa, como para una agencia de marketing o publicidad, como por su cuenta como autónomo. La mayoría de los copywriters trabajan de esto último, y son los conocidos freelance. Normalmente, tienen su propia página web con sus tarifas y los clientes contactan con ellos a través de su web. Suelen cobrar por número de palabras, y según la dificultad del texto (si es muy especializado, si incluye SEO, etc.).

Por otro lado, los freelance también pueden trabajar para una agencia de publicidad. La agencia tiene sus propios clientes y actúa como intermediario entre el copywriter y el cliente final. El cliente solicita los textos a la agencia, y esta se pone en contacto con el redactor autónomo para la redacción del contenido. Y, por supuesto, se llevan una comisión.

Sin embargo, también es posible trabajar en la plantilla de una agencia. En este caso, la agencia tendrá sus propios clientes, y en vez de contactar con un autónomo, encarga a los textos a sus copywriters en plantilla. Estos, por norma general, cobran un salario fijo al mes, independientemente de los textos que redacten.

Por último, existe la posibilidad de trabajar directamente en la plantilla de una empresa. En este caso, el copywriter, además de encargarse de la redacción de textos publicitarios de la marca, probablemente también dirija, o como mínimo tenga opinión, en las campañas creativas y de marketing. Al trabajar en plantilla, también cobrará un sueldo fijo en vez de por palabras o artículos.

Esperamos que este texto te haya clarificado algunas dudas sobre cómo convertirte en copywriter. Si quieres más información para ser todo un redactor publicitario persuasivo y creativo, ¡visita nuestro blog!