Saltar al contenido
SEO

SEO en imágenes: optimiza el posicionamiento de tu web

A la hora de empezar a optimizar una página web para SEO, hay muchos factores que se deben tener en cuenta: palabras clave, metadatos, enlaces, URLS, etc.

Pero un elemento que pasa desapercibido es el SEO en imágenes.

Todas las webs, o al menos la gran mayoría, tienen imágenes dentro de sus contenidos.

Su importancia es tal que incluso Google tiene ahora su propio buscador de imágenes y las toma muy en cuenta a la hora de valorar tu página.

Por eso mismo, si estás pensando en optimizar cada aspecto de tu web, debes aprender cómo hacer SEO en imágenes. Pero primero, veamos cómo funciona.

Cómo funciona el SEO en imágenes

Al contrario de lo que ocurre con las palabras clave o los enlaces de un texto, el SEO en imágenes no se ve a primera vista. Básicamente, porque toda la información que necesitan los buscadores estará en las características de la propia fotografía. Su tamaño, su resolución, el nombre de la imagen, o incluso sus metadatos serán los encargados de ayudar al SEO.

Por lo tanto, no vale con añadir una imagen bonita al artículo. Hay que prepararla para que sea útil con la optimización de nuestra página. Y para eso estamos nosotros, para decirte cómo conseguirlo.

Técnicas y consejos para hacer SEO en imágenes

Calidad y relevancia de la imagen

Para empezar, tienes que elegir una imagen relacionada con el contenido de la página. Es estupendo que te encanten los animales, pero la imagen de un gatito en mitad de un artículo de construcción de canales hidráulicos no pinta mucho.

Así que escoge imágenes de buena calidad, que sean informativas y complementen al contenido del texto.

Si consigues esto, estarás mejorando la experiencia del usuario.

Usa solo imágenes libres de derechos

La fotografía y el diseño gráfico son tanto arte como trabajos serios.

No está bien coger el trabajo ajeno y publicarlo sin consentimiento. Pero no te preocupes, porque hay cientos de bancos de imágenes sin derechos en internet (como Pixabay).

Aun así, si usas tus propias imágenes únicas, tu web marcará la diferencia.

Tamaño del archivo

Si el archivo de imagen que subes a la web tiene un gran tamaño, tardará mucho en cargar y los visitantes tendrán una experiencia negativa.

Por eso es importante que tenga el ratio de resolución-tamaño correcto. No debemos confundir el tamaño de la imagen, o resolución (por ejemplo, 1080 x 720 píxeles) con el tamaño del archivo (300 KB). La imagen debe tener poco tamaño, pero mantener una calidad aceptable para el usuario.

No todos los formatos valen. Los mejores que puedes usar son JPG, PNG y GIF. Los archivos JPG suelen tener poco tamaño y una calidad correcta, y son el formato más usado.

Por su parte, el formato PNG ofrece más calidad de imagen y la posibilidad de tener el fondo transparente, pero su tamaño será mayor.

Para las imágenes más simples, o si quieres añadir movimiento, el GIF es una buena opción.

Nombre, texto alternativo y leyenda

Llegó la hora de las palabras clave. Tendrás que añadirlas en los diferentes metadatos de la imagen, empezando por el nombre.

No dejes el típico nombre de fábrica «image_5353.jpg», ya que no aporta nada. Cambia el nombre a uno que describa la imagen y aprovecha para incluir la palabra clave del artículo.

demás, con el atributo de texto alternativo, podrás añadir otro texto con las palabras clave correspondientes.

Por último, no olvides la leyenda. El texto que aparece bajo la imagen debe ser informativo y tener relación con lo que se muestra.

Plugins para WordPress

WordPress tiene varios plugins que puedes descargar para hacer SEO en imágenes. Para empezar, puedes probar con Smush Image Optimization, Compression, and Lazy Load. Con su versión gratuita, podrás optimizar todas las imágenes de la web automáticamente. Puede comprimirlas, cambiarles el tamaño, o incluso localizar las que no tienen el tamaño correcto.

Otra buena herramienta es ShortPixel Image Optimizer, ya que te permite comprimir imágenes en varios formatos, incluso PDF, y lo hacen sin reducir demasiado su calidad. También podrás cambiar el formato de las imágenes e incluso optimizar las miniaturas.

Estos son solo dos ejemplos de plugin optimizador de imágenes, pero puedes encontrar una gran variedad de ellos en la página de WordPress.

¿Por qué usar SEO en las imágenes?

Aunque pueda dar la impresión de que la optimización SEO tiene que ver solo con el texto y las palabras clave, las imágenes juegan un papel muy importante.

Como mencionábamos antes, lo primero que hacen es mejorar la experiencia del usuario (cabe recordar que este factor es lo que más valora Google). Un artículo de 800 palabras sin imágenes puede ser un poco tedioso, pero unas fotografías bien elegidas pueden hacer que sea mucho más atractivo para el lector.

Si tus visitantes no se aburren con tus textos, hay muchas posibilidades de que vuelvan a tu página a por tus servicios o a por tu información. Y eso aparece en las métricas y algoritmos que hacen que Google detecte que tu página es relevante.

Así, podrá mostrarla en las búsquedas correspondientes, y eso llevará más tráfico a tu web.

Por último, ya sabes que las imágenes afectan a la velocidad de carga de la página. Si las imágenes tienen mucho tamaño, tardarán más en cargar y los usuarios se irán antes de poder ver el contenido de tu web.

Por todo lo que te hemos contado, no puedes dejar a las imágenes de lado a la hora de elaborar tu estrategia SEO.