Saltar al contenido
SEO

Palabras clave, imprescindibles para la optimización SEO

Las palabras clave, también llamadas keywords, están por todas partes: en artículos de blog, páginas web de venta, noticias o incluso en este mismo artículo.

¿Por qué son tan importantes? Para descubrirlo, sigue leyendo.

¿Qué son las palabras clave?

Las palabra clave son palabras o pequeñas frases que describen el contenido de una página.

Estas ayudan a los buscadores como Google o Bing a entender de qué trata una web y posicionarla según las búsquedas de los usuarios.

Sin embargo, para entenderlas mejor, definiremos las palabras clave como las preguntas y consultas que hacen los usuarios en internet.

Piensa en esto: si necesitas un servicio, ¿no lo buscas en Google? ¿Y cómo lo buscas? Escribes una serie de palabras en el buscador, y estas serían las palabras clave.

Pongamos un ejemplo. Imagina que estás buscando un servicio de peluquería para tu gato y que vives en Barcelona. Probablemente buscarías algo como “peluquería de gatos en Barcelona” o “peluquería para mascotas en Barcelona”.

Si alguna empresa que ofrezca este servicio ha usado bien las keywords en su sitio web, es posible que la encuentres bien posicionada en los resultados de búsqueda.

Y para eso mismo se usan las palabras clave: para optimizar el SEO y hacer que una web aparezca en los primeros resultados.

¿Cómo se usan?

Las keywords se incluyen en los textos de las páginas para que Google puede encontrarlas.

Pero no vale añadir las palabras clave en los textos sin ton ni son.

Tienen que aparecer de forma natural, dentro de un contenido de calidad fácil de leer y que atraiga al público.

Hace no mucho tiempo, sí que valía con llenar los textos de keywords. Se conocía como keyword stuffing o relleno de palabras clave. Cuantas más veces aparecieran la página, mejor.

Pero ya no es así porque los textos quedaban artificiales y no ofrecían la información que los usuarios estaban buscando. Por eso a los buscadores dejó de gustarles esta técnica.

Las palabras clave también hay que incluirlas en los metadatos de las secciones de la web, de los artículos del blog, dentro de los títulos y subtítulos (H1, H2, H3…), las imágenes, las metadescripciones, etc. Si lo haces correctamente, estarás optimizando tu página para SEO.

Long tail keywords vs. short tail keywords

No todas las palabras clave son iguales.

Podemos separarlas en dos grandes grupos: long tail keywords y short tail keywords.

En primer lugar, tenemos las long tail keywords. Se trata de un conjunto de términos (normalmente cuatro o más palabras) que muestran específicamente lo que está buscando el usuario.

Por ejemplo, si buscas “espejos biselados decorativos modernos” aparecen resultados con los diferentes tiendas de espejos. Es decir, páginas con información útil para el usuario que ha hecho la consulta.

Las long tail keywords se posicionan muy bien, ya que la gente introduce datos específicos de lo que está buscando. Si llegan a una página posicionada con esa palabra clave, es probable que sea la web que estaban buscando.

Por otro lado, las short tail keywords son términos más generales que tienen más competencia.

No es lo mismo buscar “pantalones cortos” que “pantalones cortos mujer premamá Valencia”. Probablemente la persona que buscó el primer término solo quería información sobre los pantalones cortos, mientras que la que buscó el segundo tenía la intención de comprarse un par.

Sirven para atraer tráfico a tu web, pero puede que los visitantes no estén buscando lo que tú ofreces.

Por su parte, las long tail keywords tendrán menos búsquedas, y menos competencia. Sin embargo, es más probable que esa visita se convierta en un nuevo lector ocliente.

La importancia de las palabras clave para el SEO

Sin palabras clave, no existiría la optimización SEO.

Son las pistas más claras que los buscadores necesitan para saber de qué trata el contenido de una web.

Por ejemplo, si escribes un blog sobre el cuidado de cactus pero no mencionas la palabra «cactus», o la mencionas las mismas veces que “planta” o “agua”, Google puede pensar que tu artículo va del cuidado de plantas en general.

Por lo tanto, para que el buscador lo tenga claro, la palabra “cactus” tendría que repetirse más a menudo que las demás. Así Google sabría cuál es el foco del artículo y podría mostrárselo como resultado a las personas que busquen esa información en concreto.

Sin las keywords, los buscadores no sabrían qué mostrar a sus usuarios, ya que no tendrían información sobre el contenido de las páginas.

Búsqueda de palabras clave y herramientas

Antes de poder usar las palabras clave en tu contenido, debes hacer un keyword research o una búsqueda específica para detectarlas.

Para ello, empieza por establecer la identidad de tu página web.

Pregúntate de qué trata, cómo ayuda a los visitante, qué servicios ofrece, etc. Sobre todo, pregúntate qué la diferencia del resto de páginas que ofrecen lo mismo.

Esto te ayudará a establecer cómo quieres que te encuentren los usuarios. Crea una lista con las posibles palabras clave que vayan a buscar tus clientes potenciales. Piensa en cómo la buscarías tú desde Google.

Cuando ya tengas la lista, debes identificar las palabras clave que usa la competencia. Para ello, hay varias herramientas en la web. La principal es Google Adwords Keyword Planner. Es de pago, pero te da información detallada sobre las keywords más relevantes para tu web.

La herramienta de SEO, Yoast, también cuenta con Yoast Suggest. Gracias a ella, podrás buscar palabras clave relacionadas para hacer tu keyword research.

Otra herramienta muy usada para hacer la búsqueda de palabras clave es Ubersuggest. Esta te permite ver qué estrategias SEO usa la competencia y cuáles atraen más tráfico.

Estas son solo algunas de las más conocidas, pero existen muchas herramientas que puedes usar para hacer tu estudio de keywords.